ingreso mínimo prostitución

El Gobierno ha reforzado el plan de contingencia contra la violencia de género ante la COVID-19 para ampliar la protección a las víctimas de trata y explotación sexual, en el que se incluye la posibilidad de que estas víctimas y las mujeres en contexto de prostitución con extrema vulnerabilidad puedan ser beneficiarias del ingreso mínimo vital. EFE/Laurent Sansen/Archivo

Ingreso mínimo para las víctimas de trata y prostitución

EFE-Madrid - 23 abril, 2020

Las mujeres son especialmente vulnerables ante la crisis de la COVID-19, sobre todo aquellas que se encuentran en situaciones de riesgo y sin ninguna red de apoyo. Tal es el caso de las víctimas de trata y explotación sexual, las grandes olvidadas de esta crisis sanitaria que, en su mayoría, son extranjeras en situación administrativa irregular.

Tras la denuncia de su situación por parte de varios colectivos y asociaciones que trabajan con ellas, el Gobierno ha reforzado el plan de contingencia contra la violencia de género ante la COVID-19 incluyendo la protección a las víctimas de trata y explotación sexual  que, según ha anunciado el Ministerio de Igualdad,  podrán beneficiarse del ingreso mínimo vital para garantizar unas “condiciones mínimas de subsistencia”.

Además, el plan contempla reforzar otros campos de acción tales como el acceso a teléfonos de información y alternativas habitacionales durante la cuarentena. Todo esto para combatir el aislamiento social que enfrentan muchas mujeres en España, y ponerlas en contacto con sus derechos y con los recursos del entorno.

Desprotegidas durante la COVID-19

Desde la declaración del estado de alarma, las entidades y ONG especializadas en la detección, atención e intervención psicosocial han tenido que paralizar en la mayoría de los casos su actividad asistencial y ambulatoria, exponiendo a las mujeres a un escenario de vulnerabilidad y desprotección de derechos, argumenta el Ejecutivo.

Para garantizar el derecho a la información de estas víctimas, se acuerda incidir en la difusión de los teléfonos de atención 24 horas de las entidades especializadas, el teléfono gratuito de la Policía Nacional específica de trata 900 105 090, así como los correos de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Asimismo, con el fin de detectar e identificar a las víctimas de trata, explotación sexual y mujeres en contexto de prostitución, durante la inspección y cierre de hostales, hoteles y clubes, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado reforzarán la coordinación con las entidades, organizaciones y servicios especializados para asegurar la asistencia y protección a las víctimas.

Refugio para las víctimas

El plan contempla que las víctimas de trata y explotación sexual, así como las mujeres en prostituidas, podrán ser beneficiarias de las ayudas vinculadas a la vivienda del programa de ayuda a las víctimas de violencia de género, así como las administraciones públicas y entidades sin ánimo de lucro, cuyo objeto sea dotar de una solución habitacional a estas víctimas.

Con el refuerzo del plan de contingencia por el coronavirus contra la violencia de género, el Gobierno explica que cumple con la advertencia del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de que los Estados deben tomar medidas adicionales de protección social para que su apoyo alcance a aquellas personas en mayor riesgo de ser afectadas de manera desproporcional por la crisis de COVID-19.