ayuntamientos viogen

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad en funciones, Carmen Calvo, y el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, se han reunido este miércoles para analizar el papel de los Ayuntamientos en la lucha contra la Violencia de Género, en la sede de la FEMP en Madrid.- EFE/ Paco Campos

Interior supervisará si los ayuntamientos cumplen los requisitos de VioGén

Macarena Baena y Violeta Molina | Madrid - 22 noviembre, 2019

El Ministerio del Interior va a revisar si los ayuntamientos que forman parte del sistema policial de seguimiento de las víctimas de violencia de género (VioGén) cumplen los requisitos que se exigen para ello y evitar de esa manera que los municipios salgan del sistema.

En 2007, cuando VioGen entró en funcionamiento, existía la necesidad de que todos los ayuntamientos se adhiriesen, de promover su uso y animarlos a sumarse. Se exigieron muy pocos requisitos, explican sus responsables.

Se examinarán todos los acuerdos con los municipios

En una entrevista con Efe, la comisaria del Área de Violencia de Género del Ministerio del Interior, Marina Rodríguez Díaz, y el jefe de área en el Servicio Central de Violencia de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad, Juan José López Ossorio, avanzan que doce años después de la puesta en funcionamiento de VioGén, Interior va a revisar el grado de cumplimiento de los acuerdos de los ayuntamientos que integran el sistema.

Se van a examinar todos los acuerdos con los consistorios porque, detallan, la ley obliga a que los 392 ayuntamientos que están incluidos en VioGén “cumplan una serie de requisitos” de transparencia, simplificación y coordinación entre administraciones públicas.

Cuando un consistorio ingresa en VioGén asume competencias y obligaciones en la protección de víctimas de violencia machista y, para poder hacerlo, se les transfieren desde la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género unos recursos económicos que van en función del grado de responsabilidad asumido.

“Hay ayuntamientos que están recibiendo fondos del Pacto de Estado contra la violencia de género por estar en VioGén que reconocen que no dan abasto, que no pueden proteger a las víctimas y han decidido salirse del sistema y renunciar a esos fondos”, subraya Rodríguez Díaz, quien matiza que se trata de un fenómeno “muy residual”.

Un trabajo compartido para proteger a las víctimas

Antes del 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, los responsables de VioGén quieren dejar muy claro que esto no afecta a las protección de las mujeres porque tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil están en todo el territorio español y, cuando los ayuntamientos no tienen medios para hacerlo, son ellos los que garantizan su protección.

Al firmar el acuerdo con un ayuntamiento se establece qué tipo de colaboración se asume en la protección de las víctimas. Es decir, se reparte el trabajo entre Policía Nacional, Guardia Civil y el consistorio -su policía local y sus funcionarios-. Y se fija el porcentaje de casos que cada uno puede controlar.

“La Policía Local aporta un valor añadido muy importante y muy relevante en determinadas zonas, sobre todo en municipios grandes”, señala Rodríguez Díaz, que pone como ejemplos Sevilla o Madrid, ciudad que ha asumido la protección del cincuenta por ciento de las víctimas. “Es un apoyo brutal”.

El problema surge en los pueblos pequeños. “Algunos no tienen ni siquiera Policía Local”, lamentan.

No obstante, recalcan que muchos no se conforman y se enfrentan a la falta de recursos con ganas y compromiso poniendo a disposición de las víctimas a parte de sus funcionarios, que aportan otro tipo de ayuda: traslado de la mujer al cuartel para que denuncie, cuidado de sus hijos mientras presentan la denuncia…

“En VioGén podemos tener ayuntamientos que protegen y otros que asisten, para que no haya opción de que se quiera colaborar y no se pueda”, aclara la comisaria.

La ausencia de algunos ayuntamientos

Por eso desde Interior lamentan algunas “ausencias destacadas” como la del ayuntamiento de Zaragoza, que sí dispone de los medios necesarios y hasta ahora no ha entrado a formar parte de VioGén, aunque confían en que lo haga el próximo enero.

Por el contrario, “hay sitios muy pequeños que hacen mucho esfuerzo”, como Huesca, que aporta ocho funcionarios, destacan.

Y aseveran que, pese a la repercusión mediática de algunos casos, los ayuntamientos que declaran que “la violencia de género no está entre sus prioridades” son “residuales”.

“Se interpreta que si un ayuntamiento no quiere estar es algo ideológico a favor o en contra de las víctimas. Pero nosotros no queremos papel mojado. Si estás en VioGén asumes una responsabilidad, y si no la asumes, no puedes estar. Pero no porque no quieras, a veces es una cuestión de que no tienes efectivos”, aclara López Ossorio.

Todas las comunidades autónomas, excepto País Vasco y Cataluña -donde sus policías autonómicas son las responsables de la protección de las víctimas y hacen su propia valoración de riesgo- forman parte de VioGén.

Con estas dos regiones, detallan, todo está protocolizado hasta el punto de que, si la mujer cambia de residencia, automáticamente su caso es reasignado al sistema VioGén.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes. Una llamada que no deja rastro en la factura, si bien hay que borrarla del registro de llamadas del teléfono móvil.

Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10, y los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión deben llamar al 112.