mujeres fútbol

Doménica Rodríguez Vera. EFE

“Estoy demostrando que las mujeres también pueden”

Christian Afonso | Quito - 12 enero, 2019

La ecuatoriana Doménica Rodríguez Vera tiene 18 años y su próximo reto es compaginar en Estados Unidos su pasión deportiva con los estudios de Ingeniería en Ciencias.

“Estoy demostrando a la mayoría de chicas, y a los hombres también, que no solo ellos pueden, sino que las mujeres también pueden, que tenemos el horizonte abierto para hacer lo que queramos, si tenemos confianza en nosotras“, afirma en una entrevista con Efe.

Tras haber conquistado la medalla de plata con la selección sub’17 de fútbol y una de bronce con la sub’20,  la Universidad californiana de Bakersfield le ha permitido estudiar matemáticas sin dejar de lado el fútbol gracias al entrenador argentino Sebastián Vecchio.

Rodríguez Vera fue protagonista del campeonato liguero conquistado por el Espuce, en el que milita desde los 14 años.

Espacios abiertos al fútbol femenino

Doménica Rodríguez se siente orgullosa de haber obtenido una beca completa, algo que tachó de difícil de conseguir tras todo el sacrificio que ha hecho desde que empezó a jugar con once años.

La centrocampista, versátil al jugar por ambas bandas, admitió que en principio creyó que a las mujeres se las tenía menos en cuenta. Pero su idea ha cambiado al ver que el fútbol ecuatoriano ha abierto espacios para las mujeres.

“Creo que el fútbol femenino en Ecuador no se puede comparar con otros países. Sé que puede llegar a mucho más. Este año se va a abrir la Liga femenina, creo que este va a ser un gran paso”, dijo la jugadora, habitual en las selecciones de base desde los 15 años.

“Yo me entrenaba en las noches, estudiaba en la mañana y por las tardes hacía deberes. Siempre llegaba cansada y cuando estaba en la selección eran dos o tres entrenamientos al día. Y eso también era súper duro”, explicó.

Los vídeos y un entrenador argentino

Rodríguez Vera ha participado en cuatro campeonatos de fútbol y en otros dos con la selección de fútbol sala.

Para ganar la beca en Estados Unidos, hace ocho meses comenzó a mandar vídeos suyos jugando fútbol a diferentes universidades.

Fue el entrenador del CSU Bakersfield, el argentino Vecchio, el primero en mostrar interés por ella.

“Definitivamente, va a ser un reto, porque no solo voy a jugar fútbol, sino que también voy a estudiar una carrera. Elegí Estados Unidos porque tienen un apoyo muy grande al fútbol femenino, yo creo que más que al masculino“, dijo.

Sin límites

Doménica tiene en su compatriota Kerly Real, que juega en España, y en el portugués Cristiano Ronaldo a sus referentes futbolísticos.

En ellos ha visto que no tienen límites. Ella también espera no tenerlos.