• Fotografía que muestra la mesa del Consejo Directivo de Peñarol, conformado por 11 mujeres, sobre el césped del Estadio Campeón del Siglo hoy, en Montevideo (Uruguay). EFE/ Raúl Martínez

  • La presidenta suplente del Consejo Directivo de Peñarol, Patricia López (c), participa durante una sesión del Consejo conformada por 11 mujeres sobre el césped del Estadio Campeón del Siglo hoy, en Montevideo (Uruguay). EFE/ Raúl Martínez

  • La presidenta suplente del Consejo Directivo de Peñarol, Patricia López, participa durante una sesión del Consejo conformada por 11 mujeres sobre el césped del Estadio Campeón del Siglo hoy, en Montevideo (Uruguay). EFE/ Raúl Martínez

Once mujeres saltan a la cancha de Peñarol para hacer historia en el fútbol uruguayo

Concepción M. Moreno | Montevideo - 11 enero, 2021

En una tarde soleada del verano montevideano, sobre el césped del Estadio Campeón del Siglo, once mujeres hacen historia en el fútbol celebrando la primera sesión íntegramente femenina de un Consejo Directivo del Club Atlético Peñarol. 

La nonagenaria socia histórica de los aurinegros, Concepción Picarelli, y la responsable de la sección femenina, Alessandra Mazurkiewicz, e hija de Ladislao Mazurkiewicz, el mejor portero del fútbol uruguayo, son algunas de las mujeres que han formado parte de este órgano.

Hacia la creación de una Secretaría de Género en el club

La sesión, que supone un primer paso hacia la creación de una Secretaría de Género en el club, ha estado presidida por la licenciada en Nutrición y relacionada con las categorías formativas de Peñarol Patricia López, de solo 33 años.

“Para mí es muy emocionante y un honor que hayan pensado en mí con tantos años de trabajo dentro del club y que me he formado para lograr esto”, ha explicado a Efe López poco antes de la sesión que, en su opinión, es un “granito de arena para dejar al club lo más alto posible”.

Ausencia de mujeres en la gestión deportiva

Así, en un país en el que dos mujeres, Graciela Castro e Isabel Peña, presidieron en el pasado Cerro y Rampla Juniors, respectivamente, y en el que la única presencia femenina en el Comité Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) es la de Andrea Lanfranco, la convocatoria de esta sesión especial pone el foco en un problema generalizado: la ausencia de mujeres en la gestión deportiva.

Leyendas femeninas dentro y fuera del campo

Entre las integrantes del Consejo Directivo dos nombres llaman la atención: Alessandra Mazurkiewicz y Concepción Picarelli.

La primera es la presidenta del fútbol femenino de Peñarol y pasea con orgullo el apellido de su progenitor, Ladislao Mazurkiewicz, quien, entre otros logros, obtuvo la Copa Intercontinental en 1966 frente al Real Madrid y es considerado el mejor portero de la historia de Uruguay.

La segunda, conocida cariñosamente como ‘Tita’ Picarelli, nació el 2 de julio de 1928 y, con sus 92 años de edad, lleva casi tantos de socia. Era frecuente, antes de la prohibición del acceso del público a las canchas por la pandemia, verla animar a su equipo en la banda e incluso jalear con cánticos o reclamar a los árbitros, por lo que es todo un emblema en Peñarol.

A este momento histórico han acudido como invitadas de excepción dos de las mujeres más relevantes del panorama político de Uruguay: la vicepresidenta del país suramericano, Beatriz Argimón, y la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse.

Argimón, obsequiada con una camiseta con el número 1891, año de fundación del Peñarol, reconoce que este evento “es el inicio de un camino bien interesante” y que “no tiene retorno”.

“En el mundo, el fútbol femenino la propia FIFA lo ha estimulado, y no solo con discursos, sino con aportes económicos, para que sea una realidad”, señala a la prensa antes de la sesión.

Por su parte, Cosse considera este consejo un “gesto simbólico pero también con contenido para adelante“, ya que “uno de los dos clubes de fútbol más importantes del Uruguay” incorpora “política de género”.

Una promesa de igualdad y equidad

De hecho, entre las promesas de Ruglio para alcanzar la presidencia en diciembre se encuentra “la creación de una Secretaría de Género”, explica Patricia López a Efe, entre cuyos cometidos figuraría “que haya en los contratos de todos los deportistas una cláusula donde haya sanciones en caso de que se constate hechos de violencia de género”.

“Queremos lograr la igualdad y la equidad, también dejar en claro que estamos acá no por una cuota femenina sino porque cada una de nosotras hemos estado trabajando durante años en el club“, argumenta la presidenta de esta particular sesión, quien aspira a que Peñarol “sea más inclusivo”.

Durante el Consejo Directivo también se ha hecho un reconocimiento a la tía del actual presidente de Peñarol, Gladys Ruglio, ya que fue “la primera mujer integrante de un Consejo Directivo” y “pionera” al integrarse en “un club tan importante”, recuerda López.